Enfermedad de Graves


Inicio    Enfermedades oculares    Enfermedad de Graves-Basedow: riesgos sobre la visión



Enfermedades oculares


   20/01/2022


Enfermedad de Graves-Basedow: riesgos sobre la visión





La enfermedad de Graves Basedow es la causa más común del hipertiroidismo, debido a una actividad excesiva de las glándulas tiroides.

 

Al afectar también a la órbita de nuestros ojos se produce una oftalmopatía tiroidea u orbitopatía tiroidea. Con un tratamiento adecuado esta afección se puede controlar de forma segura. Si crees que podrías padecer esta enfermedad y te estás preguntando cómo se detecta y cuáles son los síntomas, sigue leyendo. 

 

¿Qué es la enfermedad de Graves?

 

 Esta enfermedad es un trastorno autoinmunitario de tipo hiperactivo por la glándula tiroides. Esto significa que el sistema de defensas produce anticuerpos. Por tanto, ataca por error al tejido sano produciendo un exceso de hormona tiroidea llamado hipertiroidismo.

 

La enfermedad de Graves en los ojos actúa contra los tejidos de su alrededor, que es la grasa orbitaria y a los músculos que mueven los ojos y los párpados.

 

Aunque es más frecuente en mujeres entre 20 y 50 años,  esta enfermedad puede afectar a ambos con antecedentes familiares con tiroides.

 

La glándula tiroides se localiza en la parte de delante del cuello.  Su función es la de producir hormonas tiroideas para volcarlas al sistema sanguíneo y transportarlas por los tejidos del cuerpo.

 

Esta hormona ayuda a mantener la temperatura corporal. También suministra energía para que el cerebro, el corazón y cualquier músculo del cuerpo funcione correctamente.

 

¿Cuáles son las causas de esta enfermedad?

 

No se conoce la causa de la enfermedad de Graves. Se caracteriza por el crecimiento de la glándula tiroides y por el exceso de producción de la hormona tiroidea tal y como se ha comentado anteriormente. No obstante, se relaciona con situaciones con fuerte estrés emocional, así como en personas fumadoras.

 

ojo con enfermedad de graves

 

 Síntomas de la enfermedad de Graves

 

Los síntomas más comunes en los ojos de esta enfermedad son los siguientes:

  • Exoftalmos u ojos saltones.
  • Sequedad ocular, enrojecimiento e hinchazón en los párpados (el paciente no se puede poner las lentes de contacto).
  • Retracción de los párpados, lo que puede causar alteraciones corneales por exposición.
  • Pérdida de motilidad causando diplopía (doble visión) y estrabismo.
  • Riesgo de pérdida de visión si se altera la vascularización sobre el nervio óptico.

 

Diagnóstico de la enfermedad de Graves

 

Para el diagnóstico de esta enfermedad es necesario:

 

  • Examen físico completo y de exoftalmos o mxedema.
  • Analítica se sangre para determinar si las hormonas tiroideas T3 y T4están elevadas y si la hormona estimulante de la tiroides (TSH) está baja.

 

También se puede solicitar una ecografía y gammagrafía tiroidea para completar el estudio.

 

Tratamiento de la enfermedad de Graves

 

El médico especializado en el tratamiento de la tiroides es un endocrinólogoque puede derivar o no, a un oftalmólogo dependiendo del estado de la enfermedad.

 

Para casos leves de oftalmopatía tiroidea, los colirios lubricantespomadas oculares y el uso de gafas de sol para evitar los deslumbramientos puede mejorar y aliviar los síntomas.

 

Cuando existe una afectación orbitaria el especialista puede recurrir a los corticoides de manera endovenosa bajo supervisión médica.

 

En los casos en los que el tratamiento médico no es suficiente para corregir los problemas que provoca la oftalmopatía tiroidea, se recurre a un tratamiento quirúrgico.

 

El momento correcto para realizar una cirugía debe valorarlo un profesional y será cuando el paciente está controlado hormonalmente y tras unos meses de estabilidad clínica.

 

El tratamiento quirúrgico consistiría en una descompresión orbitaria, cirugía de los músculos y cirugía de los párpados, siempre en este orden.

 

La cirugía descompresiva consiste en la extirpación parcial de alguna de las paredes orbitarias o de la grasa retroorbitaria.

 

Por su parte, la cirugía de los músculos debe realizarse si hay estrabismo o visión doble (diplopía).

 

La cirugía de los párpados se realiza para solucionar el trastorno estético y la exposición corneal.

 

¿Se puede prevenir?

 

En la actualidad no se puede garantizar que un tratamiento efectivo de la tiroides mejore la salud de los ojos.

 

La enfermedad de la órbita puede estar activa hasta varios años y presentar mejoría de forma gradual e incluso completa tras un periodo de inactividad de 6 meses.

 

 



¿Te ha parecido interesante esta entrada? ¡Puntúala!

     

  (Votos: 0 - Promedio: 0.0)



ojo seco  diplopía  nervio óptico  



Suscríbete a la Newsletter


¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?


Información RGPD




Adiós gafas y lentillas