orzuelo ojo


Inicio    Enfermedades oculares    ¿Qué hago si me sale un orzuelo?



Enfermedades oculares


   24/05/2022


¿Qué hago si me sale un orzuelo?





Te levantas un día por la mañana y sientes una ligera molestia en el ojo, al mirarte en el espejo descubres el motivo: un orzuelo. Quieres que se vaya lo antes posible porque además de incómodo y picarte es antiestético.

 

Para evitar inflamarlo más antes de un adecuado tratamiento será importante tener limpias las manos, no tocarse los ojos y mantenerse alejado de sustancias irritantes. Si quieres saber cómo actuar la aparición de un orzuelo este post te interesa.

 

 

¿Qué es un orzuelo?

 

El orzuelo es una tumoración infecciosa circunscrita, aguda y dolorosa de los párpados.

 

Existen dos tipos, los orzuelos internos y externos.

 

Orzuelo en el interior del párpado

 

Chalazion u orzuelo interno

 

Por un lado están los que afectan a las glándulas sebáceas de las pestañas (externos). Por otro lado,  los que afectan a las glándulas de meibomio, que son las que se encuentran detrás de las pestañas.

 

La inflamación de las pestañas se conoce como Chalacium o orzuelo interno. En algunos casos en los que se puede llegar a enquistar hay que intervenir quirúrgicamente. Por eso es muy importante que el paciente acuda lo antes posible a su oftalmólogo.

 

Causas de los orzuelos

 

Los orzuelos surgen cuando se inflaman las glándulas sebáceas que se ubican en las pestañas o párpados, cuya función es la de lubricar y proteger la piel.

 

La grasa que sale por los orificios de la piel se solidifica originando un tapón que impide que el resto de grasa salga formando por tanto un quiste o un orzuelo.

 

Blefaritis o inflamación del ojo

 

Las causas más habituales para que esto se produzca es por la proliferación de un tipo de bacterias llamadas Staphylococcus aureus (estafilococo).

 

También puede ser  una de las causas de la blefaritis (inflamación crónica del ojo), cambios hormonales y estrés, lo que produce que vuelva a reproducirse con el tiempo.

 

Existe también una predisposición familiar a las enfermedades de la piel, así como aquellos con piel rosácea. Lo primero por tanto que va a notar el paciente es que se le hincha el párpado y dolor.

 

Síntomas principales de los orzuelos

 

  • Sensación arenosa en el párpado.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Molestia al parpadear.
  • Ojos rojos.
  • Sensación de hormigueo, escozor, ardor o dolor en la zona afectada.
  • Ojos legañosos.

 

¿Qué hacer cuando te sale un orzuelo?

 

Lo primero que hay que hacer es visitar a un oftalmólogo para que estudie el tipo de orzuelo y diagnosticar el tratamiento más adecuado. Lo normal es que el proceso de curación dure unos 20 días.

 

El especialista podrá recetar antinflamatorios, analgésicos y tratamiento de calor con masaje, nunca frío,  en la zona afectada durante varias veces al día para que se así la protuberancia creada  por el orzuelo se disuelva al estar solidificado.

 

El uso de las pomadas también es muy habitual pero con ellas no conseguiremos lo más seguro que se elimine, simplemente evitar una sobre-infección.

 

Consejos para evitar un orzuelo

 

  • La primera recomendación para evitar la aparición de orzuelo es no frotarse en exceso los ojos con las manos. Si lo hacemos, tenemos que asegurarnos que están limpias. Reduciremos la presencia de microorganismos lavándonos las manos con jabón durante 30 segundos.
  • Tampoco se recomienda compartir objetos de uso personal: toallas, gafas, maquillaje, bufandas o similares.
  • Si tenemos la piel grasa o acné, asegurarse de mantener el rostro siempre muy limpio, especialmente la zona de los párpados.
  • Es conveniente retirar debidamente el maquillaje de los ojos antes de irnos a dormir. Lo mejor es utilizar un producto probado para el cutis o algún remedio natural.
  • Si utilizamos lentes de contacto debemos mantener una adecuada higiene de las mismas. No deben utilizarse durante demasiadas horas al día. Deberán estar en una solución adecuada que las mantenga esterilizadas. Al mismo tiempo, es conveniente usarlas solo durante el tiempo indicado por el fabricante.  Si unas lentillas tienen 1 día, 1 mes o 6 meses de duración, no te excedas en su uso.

Para más información consulta con un especialista oftalmólogo. 



¿Te ha parecido interesante esta entrada? ¡Puntúala!

     

  (Votos: 18 - Promedio: 4.3)

Ya has votado este artículo con una valoración de 5 estrellas



blefaritis  ojo seco  ojos rojos  



Suscríbete a la Newsletter


¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?


Información RGPD




Adiós gafas y lentillas