Podcast Oftalvist Risto Mejide X


Inicio    Enfermedades oculares    Hiperemia conjuntival: Causas, Síntomas y Tratamiento



Enfermedades oculares


   06/11/2023


Hiperemia conjuntival: Causas, Síntomas y Tratamiento



Quizás por hiperemia conjuntival no te suene, pero y ¿si te hablamos de picor, ardor u ojos rojos? Quizás más de una ocasión has tenido este tipo de síntomas oculares que se produce en la parte blanca del ojo llamada esclerótica.

 

Se trata de una afección molesta y pasajera, no obstante si persiste es importante acudir a un especialista oftalmólogo para que realice un completo examen ocular. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre la hiperemia conjuntival. 

 

¿Qué es la hiperemia conjuntival?

 

La hiperemia conjuntival se refiere a un proceso de inflamación ocular.  Es decir, se produce tras un aumento del flujo sanguíneo y de dilatación de los capilares en el ojo en donde, la esclerótica y la conjuntiva se enrojecen. Por ejemplo, como consecuencia de una conjuntivitis. Por tanto, la hiperemia conjuntival se considera un síntoma y no una patología ocular ya que lo habitual es que tenga una causa que es importante localizar. 

 

Es importante diferenciar una hiperemia conjuntival, tal y como se ha descrito, de una hiperemia ciliar que se refiere un proceso oftalmológico de mayor gravedad provocado por patologías como uveítis, glaucoma y escleritis o epiescleritis. 

 

oferta cirugia refractiva

 

Causas frecuentes de hiperemia conjuntival

 

La hiperemia conjuntival puede producirse por múltiples causas. Y aunque es poco frecuente, puede asociarse a alguna enfermedad ocular más grave. Estas son las causas más comunes: 

 

Infecciones

 

Estas infecciones pueden tener un origen bacteriano, en donde el ojo cursará además de con dolor con una secreción amarillenta o verdosa en uno o en ambos ojos. Si es vírica es muy probable que el ojo experimente sensibilidad a la luz y lagrimeo abundante. 

 

Alergias

 

Puede ser habitual en personas propensas a tener alergia a sustancias como el polen o los ácaros de polvo que sufran de forma recurrente hiperemia conjuntival. 

 

Hemorragia subconjuntival

 

La conjuntiva del ojo se compone de múltiples vasos sanguíneos que pueden romperse, por lo que si esto ocurre, la sangre entra en la conjuntiva y en la esclerótica. 

 

Traumatismo ocular

 

La hiperemia conjuntival también se puede producir tras un fuerte golpe o arañazo, así como tras la entrada de algún cuerpo extraño que ocasione una herida. 

 

Componentes y sustancias irritantes

 

Tanto en un entorno laboral como doméstico nos podemos exponer a elementos irritantes como productos químicos, humo o contaminación del aire, así como a los componentes de algunos cosméticos. También un abuso y/o mal uso de lentes de contacto  pueden provocar hiperemia conjuntival. 

 

Síndrome de ojo seco

 

Una alteración en la película lagrimal del ojo, ya sea por una producción insuficiente de lágrimas o una evaporación de las mismas, puede causar además de sequedad ocular, enrojecimiento del ojo. Es lo que se conoce como síndrome del ojo seco, una patología que afecta principalmente a las mujeres y que incrementa con la edad. Hasta en un 80% en mayores de 60 años.

 

hiperemia conjuntiva gotas

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

Un cuadro de hiperemia conjuntival puede presentar varios de los siguientes síntomas: 

 

  • Picor, dolor, ardor y/o irritación en el ojo.
  • Sensación de cuerpo extraño. 
  • Presión intraocular.
  • Lagrimeo excesivo como mecanismo de defensa para la lubricación del propio ojo. 
  • Fotofobia o sensibilidad a la luz.
  • Visión borrosa. 
  • Inflamación de la esclerótica, que es la membrana muy fina cubierta cubierta por un tejido trasparente (conjuntiva), que tiene como función la protección del ojo. 

 

 

¿Cómo se trata la hiperemia conjuntival?

 

El tratamiento de una hiperemia conjuntival dependerá de la causa que lo haya provocado. Los tratamientos más habituales son los siguientes: 

 

Hiperemia conjuntival causada por alergia

 

El oftalmólogo recetará colirios antihistamínicos, antiinfalamtorios y suero fisiológico para la hidratación, alivio y curación de la sintomatología. 

 

Por infección

 

El especialista recomendará el uso de antibióticos, en gotas o tópico, como método farmacológico. 

 

Por  traumatismo ocular

 

La zona afectada debe ser valorada por un oftalmólogo especialista realizando un completo examen ocular y obtener un diagnóstico de la menor o mayor gravedad de la lesión, y a partir del cual decidir un tratamiento específico. 

 

Recuerda consultar con tu oftalmólogo si se enrojecen tus ojos se forma habitual y re resulta molesto y doloroso. 

 

 



Fuentes:

Lentes de Contacto - Hiperemia Conjuntival. 

Archivo Sociedad Española de Oftalmología (scielo). 



¿Te ha parecido interesante esta entrada? ¡Puntúala!

     

  (Votos: 2 - Promedio: 4.5)



Ojo seco  salud ocular  conjuntivitis  



Elige ver la diferencia ¡Conócenos!




Suscríbete a la Newsletter


¿Quieres conocer lo último en las técnicas más avanzadas y consejos para el cuidado de tus ojos?


Información RGPD




Adiós gafas y lentillas